Publicidad

domingo, enero 21, 2018

Hoy, receta: Fideos con costilla de cerdo

Que no se puede mezclar carbohidratos con proteínas es una de tantas tonterías que se escuchan en los círculos más snobs del panorama nutricionista actual. Y reitero lo de “tontería” porque, si esto mismo nos lo hubieran dicho cuando tiempo atrás nos teníamos que levantar a las cinco de la mañana para varear las olivas o para segar el trigo con hoz, poco menos que se nos hubieran reído en la cara. ¿Y qué mejor para recuperar fuerzas después de una dura mañana que un caliente y sabroso plato de fideos con costilla? Pues ésta receta, aunque para algún vigoréxico pueda parecer una temeridad, es un plato de cuchara muy nutritivo, sabroso, barato y fácil de hacer aunque se tenga poca experiencia en la cocina.

Para 3 personas se necesita:
  • 500 g de costilla de cerdo troceada
  • Una cebolla mediana
  • Un litro de caldo de pollo
  • 200 g de fideos gruesos
  • Un diente de ajo
  • Aceite
  • Sal
  • Colorante alimentario

Para empezar colocaremos un poco de aceite en el fondo de una cazuela y cuando esté caliente sofreiremos el diente de ajo cortado a láminas.

Sofreímos el ajo laminado
Una vez sofrito, echaremos a la cazuela los trozos de costilla de cerdo, salpimentamos, y rehogaremos las costillas hasta que cojan color uniforme. Conviene que los trozos no sean muy grandes para que sean más fáciles de cocinar y de comer, aunque eso ya depende de la preferencia de cada uno. Cuando estén hechos, los apartamos y reservamos.

Apartamos cuando la costilla se dore
En el aceite que ha quedado de hacer la costilla sofreímos la cebolla picada en trozos pequeños hasta que esté trasparente...

Sofreímos la cebolla
...momento en el cual echaremos los fideos y doraremos hasta que absorba el aceite que haya dejado la cebolla. 

Doramos los fideos con la cebolla
Será ese el momento justo en que tiraremos el litro de caldo. Removemos un poco y aprovechamos para tirar un poco de colorante alimentario (o azafrán según gusto y disponibilidad) para darle un color más apetitoso. Salpimentamos y llevamos a ebullición.

Tiramos el caldo y el colorante
En el punto en que vuelve a hervir, añadiremos los trozos de costilla que habíamos reservado y, a fuego medio y vigilando que no se quede seco, lo tendremos cociendo el tiempo que indique el fabricante de la pasta (normalmente alrededor de los 13 minutos).

Añadimos la costilla
Transcurrido el tiempo, apagamos el fuego y dejamos reposar unos minutos a fin de que acabe de absorber el caldo que pudiera quedar.

Dejamos reposar y servimos
Ya solo quedará servir, presentándolo en plato hondo. Un buen plato de cocina tradicional que, sin mucha complicación y buen precio, arreglará más de una comida... ¡y más de un cuerpo!.

¡Buen provecho!

Un plato sabroso y fácil: Fideos con costilla de cerdo

Otras recetas en Memento Mori:

1 comentario:

Cidi Ahmete dijo...

En el sur de Cádiz, concretamente en La Línea de la Concepción, tenemos un plato muy parecido, pero... con pescaddo. Lo solían hacer los marineros, que llevaban en la mar desde las 3 o 4 de la mañana, para comer alrededor de las doce del mediodía cuando terminaban la faena y navegaban hacia puerto.